El Alto, Bolivia

Vestidos para matar

Freddy Mamani Silvestre es el creador. El ingeniero refleja en sus edificios un cambio económico y social que vive la ciudad de El Alto, estructuras que capturan lo más simbólico de la cultura aimara, Listas para tocar el cielo.

FOTOS Juan Ignacio Severín | agradecimientos a Hotel Stannum
       

Ya van más de 60 de estos palacios alteños construidos en la ciudad, símbolo del ascenso económico de grupos aimaras (muchos de ellos ex campesinos y comerciantes) orgullosos de sus raíces.

Ya van más de 60 de estos palacios alteños construidos en la ciudad, símbolo del ascenso económico de grupos aimaras (muchos de ellos ex campesinos y comerciantes) orgullosos de sus raíces.

Han pasado más de diez años desde que Mamani (en la fotografía) empezó la transformación de la que fuera una de las ciudades con menor desarrollo económico de la región, bajo el concepto de nueva arquitectura andina.

Han pasado más de diez años desde que Mamani (en la fotografía) empezó la transformación de la que fuera una de las ciudades con menor desarrollo económico de la región, bajo el concepto de nueva arquitectura andina.

En sus fachadas multicolor puede verse la inspiración en <i>la chacana</i>, <i>los aguayos</i>, el tapiz huari y las figuras tiwanacotas.

En sus fachadas multicolor puede verse la inspiración en la chacana, los aguayos, el tapiz huari y las figuras tiwanacotas.

 

Artículos destacados

Artículos por país