Ponernos en el lugar del otro

       
Cueto-img_cartas
 

Una de las cualidades más positivas es la empatía, esa capacidad exclusiva que tenemos los seres humanos de ponernos en el lugar del otro. Sin embargo, es también una de las más difíciles de alcanzar. Conectarnos con lo que otra persona está viviendo puede ser una experiencia transformadora en todo sentido, ¡incluso físico! Por eso decimos que la risa y el llanto son “contagiosos”, por la habilidad que tenemos de comprender y adoptar como nuestra la alegría más optimista o el dolor más profundo de otro.

“Nunca es tarde para cultivar la empatía”, dijo Mary Gordon, autora del libro Las raíces de la empatía y experta en el tema, quien explica que a pesar de ser una habilidad que nace de manera natural en los hombres y mujeres, siempre se puede desarrollar a lo largo de nuestras vidas.

Ejercitar la empatía supone, por ejemplo, enfocar toda la atención hacia el otro cuando habla, dejar de pensar en lo que queremos decir nosotros o en lo que haríamos en su lugar, para simplemente escuchar y comprender lo que le pasa. En este proceso, solamente una vez que captemos el mensaje emocional que esa persona quiere transmitirnos podremos entender la respuesta o lo que busca.

Yendo aún más lejos, algunos denominan la empatía como “el secreto del éxito” y se comprende perfectamente como tal cuando somos testigos a diario que las mejores cualidades de los seres humanos salen a relucir cuando hay entendimiento real de las adversidades o alegrías de los otros. Sobre todo en un mundo en el cual estamos cada vez más conectados, con más personas, a través de más redes, es ahí donde la empatía parece ser una cualidad aún más valiosa para fortalecer.

Estimado pasajero, en LAN estamos atentos a sus sentimientos y sueños, por eso trabajamos día a día en conocerlo mejor y empatizar con sus necesidades. Somos conscientes de que muchas veces nos equivocamos, pero hacemos un gran esfuerzo para continuar mejorando nuestros canales de comunicación, el servicio y la puntualidad de cada vuelo, para que su viaje sea una experiencia positiva en todo sentido.

Agradecido por su preferencia, me despido deseándole un buen viaje.

 

Ignacio Cueto Plaza
CEO LAN Airlines

Artículos destacados

Artículos por país