Nuestra querida Latinoamérica

       
Cueto-img_cartas
A ojos del resto del mundo, los latinoamericanos somos percibidos como un grupo humano auténticamente cálido, donde la familia, la diversidad, la sencillez y la alegría son parte fundamental de nuestra cultura. Y pese a que vivimos en un continente donde pareciera que los recursos económicos nunca irán a la par de las necesidades existentes, mantenemos el optimismo y la hospitalidad. Cada latinoamericano es distinto, cada país es diferente en tradiciones, costumbres y su historia particular, pero también es enorme su legado común. Un legado que habla del cariño por nuestra tierra de geografía única.

No podemos desligarnos de ese pasado ni de nuestra manera de ser. Nuestra historia nos ha hecho resilientes, nos ha enseñado a superar diversas catástrofes naturales y otras adversidades como las que hoy se viven en lo económico, lo político y social en muchos de nuestros países. Pero la esperanza siempre está presente y nos demuestra que volveremos a levantarnos, reinventando una y otra vez el destino de la región.

“En América Latina, lo maravilloso se encuentra en la vuelta de cada esquina, en el desorden, en lo pintoresco de nuestras ciudades, en los rótulos callejeros o en nuestra vegetación o en nuestra naturaleza y, por decirlo todo, también en nuestra historia”. Así nos describió el escritor cubano Alejo Carpentier hace casi cuatro décadas.

La cálida sencillez y el respeto por nuestras raíces forman el legado de LAN y de TAM en el continente y entre los habitantes de otras latitudes que deciden recorrer estos maravillosos, salvajes y vírgenes paisajes naturales. Porque esta parte del mundo es un territorio diferente a todas las otras regiones del planeta, en LAN sentimos orgullo al promover un turismo natural y de escala humana. Aquí conviven el Titicaca, el Amazonas, las cataratas de Iguazú y el salar de Uyuni como también el imponente desierto de Atacama, la cordillera de Los Andes y la Patagonia, sin dejar de nombrar sus maravillosas costas en el Atlántico, el Pacífico y el Antártico.

Son incontables las bellezas que se encuentran en esta tierra, en sus texturas, tonos y colores, tan cálidos como su gente, que está en el corazón de LAN. Son la esencia de una aerolínea donde el servicio y las personas son su principal preocupación y parte de un legado que nos marca y un espíritu que no abandonaremos hoy ni nunca, especialmente cuando escribimos juntos una nueva historia al construir esta marca genuinamente latinoamericana: LATAM.

Gracias por acompañarnos en este vuelo.

 

Ignacio Cueto Plaza
CEO LAN Airlines

Artículos destacados

Artículos por país