Saudade y la amabilidad latinoamericana

       
Cueto-img_cartas
 

Saudade es un término maravilloso que usan los brasileños para describir un sentimiento que, a lo largo del tiempo, ha sido un elemento crucial de las culturas, sobre todo las latinoamericanas. Aunque dicen que es imposible traducir literalmente saudade, en español le llamamos nostalgia. Es esa sensación un poco inexplicable que nos transporta a lugares, personas, situaciones e incluso a ciertas cosas que se nos hacen inolvidables y que echamos de menos cuando no las tenemos cerca.

Fueron los brasileños, quienes llevan la alegría en su ADN, quienes acuñaron este término de tinte poético y profundo. Contiene algo de añoranza y de nostalgia contenida. El escritor brasileño Mário de Miranda Quintana –llamado “el poeta de las cosas simples”– se refirió alguna vez a la que, según él, es la verdadera esencia de saudade: “La nostalgia que más profundamente nos duele es la de nosotros mismos”.

Tenía razón. Pero hay una parte del término que va más allá y que se vincula con quienes nos rodean y el entorno. Es esa añoranza por quienes nos han acompañado en nuestras vidas y por los lugares que han sido testigos de nuestra existencia.

Saudade por el alma de un continente entrañable: su espíritu cercano, cálido y amable. Ese de abrazos apretados, besos en la mejilla, conversaciones de fútbol y sobremesas eternas. También de pequeños grandes detalles, como cuando paseamos por un pueblo perdido en el horizonte y la gente se detiene solo para levantar su sombrero o dar una sonrisa al pasar. Lo mismo pasa con el cariño que sentimos por los que nos rodean, sean cercanos o no. Por el gesto cómplice del panadero que nos ofrece un pedazo de pan calientito o el conserje que nos lanza un buenos días con una sonrisa; el quiosquero que nos guarda los diarios antes que se acaben o el garzón que nos recomienda lo que está más fresco.

En LAN sabemos que cada gesto importa. Los pequeños detalles de la vida cotidiana y los que los clientes esperan de una compañía como la nuestra. Por eso creemos en la relevancia de la amabilidad. El ser atentos nos hace contar con su preferencia y admitimos cuando este valor se nos escapa. Por eso trabajamos día a día para que esto no suceda y por ello es que, de manera permanente, estamos revisando cómo nos relacionamos con ustedes con más cercanía y cordialidad.

Entrando al segundo mes del año, en pleno período de vacaciones en el Hemisferio Sur, queremos que sientan Saudade por los momentos especiales que dejó el año que se fue, que sea un período de reflexión y de aprendizaje personal. Esperamos que volar con nosotros y que este viaje se conviertan con el tiempo en un feliz recuerdo cargado de añoranza.

Lo invito a disfrutar este vuelo con LAN.

 

Ignacio Cueto Plaza
CEO LAN Airlines

Artículos destacados

Artículos por país