Chef de ocasión

Para el macho cansado de la comida congelada, rápida y sin alma al llegar a casa, acá una receta de ñoquis caseros con pesto que te llevará a Liguria en dos bocados.

Texto: mariano tacchi @playeroycasual | fotos: araceli paz @aracelipaz
Agradecimientos a Restaurant La Finestra – www.lafinestra.cl
       

 

 

Vengo de una familia donde no puedo decir “tal y como lo hacía mi abuela” o “es la receta de mi madre”, porque ninguna de ellas se destacó en la cocina. No por negligencia, sino por falta de tiempo. Como les tocó trabajar, mis influencias gastronómicas se forjan en torno a fuentes de soda y canales de cocina.

Pero algo de sangre italiana corre en mis venas, y esta despierta cada vez que preparo ñoquis. La receta no es de mi abuela, sino de mi abuelo: un inmigrante de la región de Liguria que, como otros, llegó a este continente escapando de la Segunda Guerra.

 

IMG_9940

 

Me traspasó su receta, dramáticamente, antes de morir. La preparación no tiene origen conocido: podría ser de su nonna, quizás la consiguió en una pelea a cuchillos, tal vez la robó a un chef que juró vengarse. Él estaba orgulloso de su preparación y la lucía como un estandarte de virilidad. Un triunfo del hombre ante la cocina. Así llegó a mis manos y así pienso traspasarla.

Por lo mismo, para honrar mis raíces, comparto la receta que no tiene precedentes y así podrá comer unos gloriosos ñoquis con pesto.

 

IMG_9683

Ingredientes:

Para los ñoquis
1 kilo de papas
400 gramos de harina regular
1 huevo grande
Sal y pimienta
Para el pesto
Albahaca en abundancia
1 diente de ajo grande
1½ taza de aceite de oliva
Nueces o almendras
Queso parmesano previamente rallado
Crema de leche
Sal y pimientaspace

Preparación

  1. Hervir agua en una olla grande y echarle una cucharada de sal junto a las papas sin pelar. Vigilar entre 10 y 20 minutos. Las papas estarán listas cuando, al pincharlas con un cuchillo, este entre suavemente.
  2. Tomar las nueces o almendras (o ambas, si se siente alocado), un poco de queso y el diente de ajo en un procesador de comida. Triturar y agregar la albahaca y el aceite de oliva hasta que se forme una pasta. Salpimentar a gusto.
  3. Cuando las papas estén listas, sacarlas del agua y molerlas sin convertirlas en puré.
  4. En la mesa haga un volcán con las papas molidas, agregue una pizca de sal y pimienta y en medio eche el huevo. Revuélvalo sutilmente con un tenedor.
  5. Con sus manos mezcle la papa con el huevo. Comenzar suavemente para luego tomar fuerza, convirtiendo la mezcla en una pasta.
    IMG_9903
  6. Cuando la mezcla esté homogénea, agregue la harina de a poco, amasando con fuerza. Partimos con 100 gramos hasta llegar a los 300. Si la masa no está seca con esa cantidad, agregar el resto de la harina.
  7. Cuando la masa esté lista, dividirla en cuatro partes iguales. Acá está la diversión: formar los ñoquis. Hacer tiras largas y cortar pequeñas almohadas (no más grandes que su uña). Para hacerlo más fácil ponga un poco de harina en el borde del cuchillo.
  8. La idea es que queden con su propio sello de autor: puede darles forma o dejarlos tal cual. Espolvorearles harina y pasemos al fuego.
    IMG_9989-2
  9. Hervir agua nuevamente, más una cucharada de sal y un poco de aceite de oliva. Echar los ñoquis y, apenas floten, sacarlos del agua. Ya están listos. Volvamos al pesto.
  10. Poner unas cucharadas generosas de pesto en una sartén y otra de crema. Revolver hasta que sea una pasta única y poner una porción de ñoquis encima y mezclar. Si está muy espeso, usar agua hervida y darle un poco de calor. in

 

Artículos destacados

Artículos por país