Al natural

Abrazar el árbol más grande del mundo, contemplar cascadas majestuosas o pasear por valles que parecieran de otro planeta con estas espectaculares opciones de los EE.UU., Canadá y México.

Texto: ALEJANDRO JOFRÉ  @Rebobinars
       

 

UST-DEATHVALLEY

FOTO: getty images

Parque Nacional del Valle de la Muerte, EE.UU.

El parque más caluroso de Estados Unidos está abierto durante todo el año, pero los guardaparques ofrecen paseos guiados solo durante los meses más frescos. Esto es de noviembre a abril, cuando las temperaturas en el día registran agradables 21ºC. Entre julio y agosto, en tanto, el termómetro marca unos abrazadores 50ºC. En Devils Hole, una especie de oasis subterráneo, el agua ondea cuando ocurren terremotos en lugares tan lejanos como Japón o Chile. Y en algunos sitios se pueden observar las misteriosas “piedras reptantes”. Al Valle de la Muerte se accede en vehículo desde Las Vegas o Los Ángeles, y se recomienda llevar una buena cantidad de agua para hidratarse.

Entrada: US$10 por 7 días
Vehículos: US$20 por 7 días 
www.nps.gov/deva

 


 

MICHIGAN - Small lake in the Hiawatha National Forest.. Image shot 10/2008. Exact date unknown.

FOTO: alamy

Bosque Nacional de Hiawatha, EE.UU.

Ubicado en el límite de Michigan con Canadá, este lugar es un enorme predio de un millón de hectáreas de abundante flora y fauna, ríos y cascadas. Hiawatha también es conocido como el Bosque Nacional de los Grandes Lagos y sus playas son el hogar de las águilas calvas, aunque no es difícil encontrar lobos aullando y linces en plan de caza. Los visitantes pueden disfrutar de senderismo y ciclismo, además de caminatas en raquetas de nieve durante el invierno. La mayoría de los atractivos del parque permanecen abiertos entre mayo y octubre debido a las buenas temperaturas.

Entrada: US$12
www.fs.usda.gov/hiawatha

 


 

Red Bull Cliff Diving World Series 2014

FOTO: getty images

Cenote Ik Kil, México

Perdido entre las ruinas de Chichén Itzá y la Riviera Maya, el cenote Ik Kil es una caverna subterránea ideal para nadar bajo la jungla mexicana en la provincia de Yucatán. Los cenotes son pozos abiertos que los mayas pensaban que conducían al inframundo. Visto desde arriba, la enorme boca de 60 metros de diámetro y 26 de caída (hay escalas para llegar hasta el agua) impacta por su belleza rodeada de árboles selváticos. Se recomienda el horario en que el sol está más alto y evitar el uso de cremas, protectores y repelentes para no contaminar sus aguas.

Entrada: US$6

 


 

Go Find Your National Park

FOTO: getty images

Parque Nacional de las Secuoyas, EE.UU.

Viajar a este lugar es entrar en un mundo a otra escala. Una tierra de gigantes donde los humanos parecen insignificantes. Accesible solo a pie o a caballo, las secuoyas llegan a rozar el cielo con sus más de 80 metros de altura. Una de ellas, llamada Sherman Tree, es considerada el árbol más grande del mundo. La temporada alta es entre julio y agosto, pero de septiembre a noviembre hay menos gente, aunque puede nevar en cualquier momento.

Entrada: US$10 por 7 días
Vehículos: US$20 por 7 días
www.nps.gov/seki

 


 

Views Of Grand Canyon National Park As Tourism Rises

FOTO: getty images

Parque Nacional del Gran Cañón, EE.UU.

Su majestuosidad es monumental: al noroeste de Arizona, el impactante Gran Cañón se extiende a lo largo de casi 500 kilómetros, alcanzando profundidades de 1.600 metros y casi 30 kilómetros de ancho. Compuesto por una serie de complejas formaciones rocosas, los millones de anillos en tonos cobrizos, castaños y rojizos, hipnotizan. Aunque sobrevolar en helicóptero es la mejor opción para admirar su inmensidad, los distintos miradores, rafting por el río Colorado, caminata, cabalgata y hasta un tren son buenas alternativas para contemplar este lugar que pareciera de otro planeta.

Entrada: US$15
Vehículos: US$30   
www.nps.gov/grca

 


 

Exploring Canada's Banff National Park

FOTO: getty images

Parque nacional Banff, Canadá

Un paraíso para los amantes de las caminatas al aire libre, fotografías panorámicas, pedaleo, escalada, esquí, pesca y tranquilidad. Recostado entre montañas de cumbres nevadas y disimulado entre extensos bosques tupidos, lugares como el lago Peyto, de aguas color esmeralda, y extensas praderas tan dulces como la miel de maple, invitan a perderse en esta maravilla que incluye osos grizzly, alces, lobos y lagos prístinos. Julio es el mes más tibio en el parque, promediando los 22ºC, mientras que en enero el mercurio baja a unos 15ºC bajo cero.

Entrada US$10
www.pc.gc.ca

 


 

463969178

FOTO: getty images

Cataratas del Niágara, Canadá

A lo largo de un kilómetro de frontera entre Canadá y Estados Unidos, las aguas del río Niágara se precipitan al vacío dando un impresionante espectáculo natural. Un asombro que no se debe tanto a la altura de la caída, que alcanza 57 metros, sino que por la cantidad de agua que cae al vacío, algo así como tres millones de litros por segundo. El lado canadiense guarda las mejores vistas del conjunto y tiene en el Rainbow Bridge el punto de conexión entre ambos países. Durante el verano, las cataratas dibujan algunos arcoiris frente a los visitantes y la temperatura promedia los 30ºC, ideal para un paseo a bordo del Maid of the Mist, embarcación que data de 1846. En invierno, el frío convierte la niebla en una capa blanca que cubre árboles y edificios, transformando el área en un paraíso invernal.

Entrada liberada
www.niagarafallstourism.com

 


 

High Diving World Championship

FOTO: getty images

Cañón del Sumidero, México

Abajo, con una extensión de 30 kilómetros, corren las aguas del río Grijalva, mientras que a los costados, formando un estrecho cañón, se elevan murallones de un kilómetro de alto en el estado mexicano de Chiapas. La pared de roca caliza es uno de los estandartes de la región más verdosa de México. El río se puede recorrer en lanchas, desde donde es posible apreciar coloridas aves, peces y cocodrilos, además de una vista impactante por allá arriba. Otra opción es recorrer el cañón por tierra, haciendo escala en cada uno de los cinco miradores que existen. Con algo de suerte, se puede divisar monos araña, jabalís y tejones.

Entrada: US$12
www.turismochiapas.gob.mx

 


 

Woman Canoeing In Portable Canoe On Turquoise Lake At Lake Clark National Park, Southcentral Alaska, Summer

FOTO: corbis

Parque Nacional y Reserva del Lago Clark, EE.UU.

Ubicado en el sur de Alaska y accesible solo a través de hidroaviones y avionetas, el lugar es una asombrosa mixtura de tres cadenas montañosas, dos volcanes activos, una costa boscosa y varios lagos de color turquesa, hábitat de osos grizzly y cisnes silbadores. Llamado “la esencia de Alaska” por concentrar en un área acotada una gran variedad de características de la región, Clark es uno de los secretos mejores guardados de Estados Unidos: promedia anualmente apenas unos cinco mil visitantes, siendo uno de los parques menos visitados en ese país, pero uno de los más espectaculares.

Entrada liberada
www.nps.gov/lacl

Artículos destacados

Artículos por país