J Balvin

¡Si necesitas reguetón dale!

José Álvaro Osorio, el verdadero nombre de J Balvin, es la sangre nueva del reguetón y la música urbana. Este es el largo camino que recorrió el colombiano para transformar el género y ubicarse en la cima de la música latina.

Texto: JOSÉ DOMINGO CHEYRE  @cheyre
       
J_BALVIN_405x320px
Rock y reguetón. Dos estilos que para los fanáticos de la música lo único que tienen en común es la letra erre y que se ubican –por estilo y sonoridad– a varios años luz de diferencia. Sin embargo, ese fue precisamente el salto que dio José Álvaro Osorio Balvin –mundialmente conocido como J Balvin– para copar con sus melodías listas de streaming en tabletas, notebooks y teléfonos.

Más de mil millones de visitas tienen sus videos en YouTube y poco más de ocho millones de seguidores en Instagram, cifras que, indudablemente, lo han llevado a ganarse un nombre que trasciende América Latina. Pero, ¿qué fue lo que convirtió a J Balvin en un fenómeno mundial del reguetón y la música urbana?

Hace 30 años en Medellín, nació José Álvaro Osorio. Cerca de los 15 –mucho antes de ser bautizado como J Balvin por el rapero Fat Al– la guitarra eléctrica, la batería y el bajo le comenzaban a dar ritmo a su vida.

Fanático declarado del thrash metal de los estadounidenses Metallica, vivió una etapa escolar en la que dio saltos de una banda a otra, tras una identidad que nunca logró encontrar en esos ruidosos acordes. Por otro lado, de manera sigilosa y en voz baja, el rap se colaba por los oídos del medellinense.

¡Si necesitas reguetón dale!

Sale el rock y entra el rap. Fue en el ajetreo incesante de la ciudad de Nueva York  –mientras realizaba un intercambio cultural– donde J Balvin se encontró de frente con el rap y la música urbana. La combinación resultó perfecta para renovar el dembow latinoamericano y hacer tambalear la hegemonía de los dueños del perreo.

16th Latin GRAMMY Awards - Press Room

Foto: GettyImages
Comenzaste con un estilo cercano al rock y ahora eres uno de los referentes mundiales de la música urbana y el reguetón. ¿Cómo has vivido ese proceso?

Ha sido muy bonito, porque he hecho siempre lo que me ha gustado. Así es que, pues, he disfrutado bastante del rock, como también de lo que hago ahora.

Los números avalan al colombiano: su último sencillo, “Ginza”, ha estado en la cima de las listas latinas en Estados Unidos por más de 20 semanas. Asimismo, en YouTube este hit ya llega a asombrosos 400 millones de reproducciones. Todo se coronó en 2015, cuando José Álvaro Osorio se adjudicó el Latin Grammy como Mejor Artista Urbano.

“Si necesitas reguetón, ¡dale!, sigue bailando mami no pares”, dice el coro de “Ginza”, tema que se ha convertido en un himno discotequero no solo en América Latina, sino en el mundo. Los gritos de los jóvenes y no tan jóvenes cuando comienzan los primeros acordes de esta canción dan cuenta del éxito rotundo del colombiano y dan la bienvenida a un nuevo rostro para el reguetón. Ese ritmo que pedía, con esos mismos gritos, una renovación.

¿Por qué crees que el mundo hoy baila ritmos de América Latina? ¿Qué tiene de especial la música de esta parte del mundo?

Es muy contagiosa, te invita a la felicidad. Y aunque algunos no entiendan la letra, las melodías son muy pegajosas. Y eso permite a gente de todas partes disfrutar de esta música.

 

Orgullo latino

Calibash 2016

Foto: GettyImages

J Balvin está en Miami. Desde allá lanza una reflexión mientras avanza la conversación. “Hay varios hitos en mi carrera musical, pero haber cantado con Justin Bieber en Los Ángeles fue uno muy importante. Y no solo para mí, sino también para la música latina”, dice el colombiano, luego de haber presentado por primera vez la colaboración en vivo en el concierto Calibash 2016, evento que reunió a grandes exponentes de la música urbana en Los Ángeles de la talla de Snoop Dogg.

¿A qué se debe el creciente interés de los cantantes anglos en colaborar con artistas latinos? Definitivamente los reguetoneros latinos se han posicionado dentro del mercado internacional. Daddy Yankee, Nicky Jam y el mismísimo J Balvin lideran en descargas musicales, visitas en YouTube y listas de streaming. “Somos una potencia mundial”, lanza convencido Balvin.

 

Su video “Ay Vamos” ya tiene más de 745 millones de visitas en YouTube. Es uno de los más vistos en la red social

 

Yo te lo dije

La música y los ritmos avanzan y se transforman. J Balvin, con un look muy alejado del brillo encandilante de los bling bling que caracterizan a los reguetoneros de antaño, está liderando una revolución del género. ¿Por qué? Su apuesta es ofrecer un estilo renovado que ha encantado más allá del continente. Un ejemplo de ello es el sorprendente éxito que ha tenido en países como Rumania e Italia, lugares impensados para los artistas urbanos de esta parte del planeta.

Sin embargo, cuando le pregunto a José Osorio por el éxito que ha alcanzado a nivel mundial, dice: “Nada es gratis”. Y claro, han pasado más de diez años desde que lanzó “Panas” su primera canción. Y seis desde que produjo su primer disco: Real. Un largo camino en esta aventura musical, que lo ha transformado en un referente.

Como en su canción “Yo te lo dije”: Yo soy J Balvin y el resto tú lo sabes. in

Artículos destacados

Artículos por país