Salta & Tucumán

Retratos del norte

Costumbres ancestrales e hitos de la independencia son el comienzo de este recorrido por el norte argentino, quizás el sector menos famoso de este enorme país sudamericano.

Texto: Walter Duer @walterduer  |  Fotos: Marta Tucci @TucciMarta
       

Salta & Tucuman Weekend

 

Día de la independencia

Llegar a Tucumán es hacer una inmersión en la historia argentina. En San Miguel, la capital provincial, se declaró la independencia nacional el 9 de julio de 1816. No hay, entonces, dudas: la primera parada imperdible es la Casa Histórica de la Independencia (Congreso 151). Los puristas deben estar advertidos: de la vivienda original solo queda el Salón de la Jura. El resto fue reconstruido en 1943. Entre sus tesoros, El redactor del Congreso de la Nación, un periódico editado entre 1816 y 1820 que permite comprender, como pocos documentos, la vida de esas épocas. Una vuelta por la Plaza de la Independencia cuenta como un viaje en el tiempo hacia los años de la emancipación: una tras otra, las construcciones (más un poco de creatividad… la tarea de preservación no ha sido la mejor en estos casi dos siglos) llevan a revivir el clima de esos días movidos.

 

Salta & Tucuman Weekend

 

Asados tradicionales

Elegir dónde comer es tan fácil como difícil. Fácil, porque la mayoría de los establecimientos sirve productos típicos de la zona o carnes a la parrilla de la más alta calidad; difícil, porque elegir uno significa descartar los demás. La Leñita ofrece un asado excelente y tiene una amplia y completa carta de vinos. No salga sin haber experimentado el bife de chorizo al verdeo.

Con suerte, los mozos entonarán algunos cantos folclóricos antes del postre. ¿Sabores bien locales? En empanadas El Portal. La de mondongo picante califica como pecaminosa.

 

Primera mirada a La Linda

Tres horas y media y 314 kilómetros después, por la ruta 9, se llega a Salta. Lejos de decepcionar, la primera expresión que sale de la boca de quien llega es: “Qué hermoso lugar”. El recorrido debe empezar en la Catedral Basílica, símbolo de la ciudad. De arquitectura neocolonial con detalles barrocos, exhibe un altar laminado en oro y conserva los restos de Martín Miguel de Güemes, el principal prócer provincial.

 

TUCCI-LAN-7
TUCCI-LAN-5

 

Sabor local

Una visita exprés a Salta debe pasar por todos los puntos que permitan delinear la cultura local. Para empezar, la casa de Güemes, donde vivió hasta 1812, futuro Museo Histórico sobre la Guerra Gaucha (movimiento militar que impidió la restauración de la monarquía española). Por la noche, inevitable asistir a una peña folclórica. Espacios donde los tamales, los locros y las humitas, especialidades gastronómicas locales, se combinan con músicos nacidos en estas tierras, guitarras y ponchos coloridos para producir un espíritu de fiesta y camaradería. Las más tradicionales son Balderrama (que hasta tiene una zamba a su nombre) y la decena distribuida a lo largo de la calle Balcarce. Más tranquilo, pero también muy local, es La Criollita, donde los propios salteños deciden comer locro.

 

Salta & Tucuman Weekend
Salta & Tucuman Weekend

 

Salta y el más allá

De nuevo, la disyuntiva: a casi cuatro horas de auto se ubica Cachi, a unas tres, Cafayate. La primera es una localidad anterior a la dominación española que reluce por lo blanca y que, por sus características, da la sensación de haber atravesado una puerta interestelar que llevó al viajero a otro tiempo. La segunda, una zona de viñedos rodeada de colores, que alberga la Quebrada de las Conchas (formaciones de rocas moldeadas por el viento), un molino de 350 años de antigüedad y el Río Colorado con sus siete cascadas casi inaccesibles. ¿Qué hacer? No hay mala decisión, ambos destinos son perfectos. in

 

Artículos destacados

Artículos por país